La pérdida de un hijo es uno de los duelos más difíciles de asimilar, en este artículo vamos a hablar sobre el duelo perinatal y sus consecuencias.

DUELO PERINATAL: UNA FORMA CONMOVEDORA DE DUELO

Contents

La pérdida de un hijo es uno de los duelos más difíciles de asimilar, en este artículo vamos a hablar sobre el duelo perinatal y sus consecuencias.

El duelo perinatal es de naturaleza diferente a otros duelos, como el que sigue a la muerte de un padre anciano o de un c√≥nyuge de larga duraci√≥n. Se define como el duelo que experimentan los padres tras la muerte de un beb√© durante el embarazo, el parto o el primer mes despu√©s de su nacimiento, lo que incluye el aborto espont√°neo, el embarazo ect√≥pico, la interrupci√≥n del embarazo, el mortinato y las muertes neonatales. Cada a√Īo, en Australia, miles de familias experimentan el duelo perinatal. La muerte de un beb√© es un acontecimiento muy estresante y los padres en duelo suelen experimentar una gran angustia emocional. Su respuesta inicial a la muerte de su beb√© puede incluir el entumecimiento emocional, la confusi√≥n, la incredulidad y el shock, que pueden ser un mecanismo para hacer frente al impacto abrumador de la muerte de su beb√© a corto plazo.

 

Naturaleza del duelo perinatal

Se trata de una forma de duelo que es a la vez ¬ędesprovisto de derechos¬Ľ y complicado porque estas muertes suelen ocurrir sin previo aviso y son contrarias a nuestras expectativas sobre la vida (Doka, 1989; Zhang, El-Jawahri y Prigerson, 2006). Muchas veces se producen en circunstancias sin una explicaci√≥n o causa de la muerte. Esta falta de informaci√≥n sobre los factores que han llevado a la muerte del beb√© puede crear angustia en los padres y otros miembros de la familia, ya que se esfuerzan por dar sentido a su p√©rdida. Puede ser dif√≠cil anunciar un embarazo y su desaparici√≥n al mismo tiempo a la familia y los amigos, ya que muchas parejas no mencionan el embarazo hasta despu√©s del final del primer trimestre. Asimismo, para aquellas parejas que tienen problemas de fertilidad y pueden haber utilizado tecnolog√≠a de reproducci√≥n asistida para lograr la concepci√≥n, decidir si han sufrido un aborto espont√°neo o un ¬ęciclo fallido¬Ľ puede influir en la forma en que quieren expresar su dolor y en qui√©n buscan apoyo.

Sin embargo, aunque el embarazo haya avanzado m√°s all√° de la semana 20 de gestaci√≥n, cada a√Īo mueren en Australia unos 3.000 beb√©s antes, durante o poco despu√©s del nacimiento (Laws & Sullivan, 2010). Aunque muchos de los padres de estos beb√©s gestionan su duelo dentro de sus redes habituales, algunos buscan apoyo en otros lugares, como organizaciones de autoayuda y de pares como SIDS and Kids. Estas organizaciones suelen describir sus servicios como ¬ęapoyo al duelo¬Ľ, no como una terapia.

Al igual que ocurre con otras formas de duelo, los padres en situaci√≥n de duelo perinatal pueden expresar su dolor de diferentes maneras, que pueden oscilar entre el duelo ¬ęinstrumental¬Ľ y el ¬ęintuitivo¬Ľ (Doka y Martin, 2010). Los dolientes instrumentales suelen expresar su dolor ¬ęhaciendo¬Ľ algo. Esto puede variar desde hacer un jard√≠n conmemorativo hasta crear una fundaci√≥n en memoria de su beb√©. Los dolientes intuitivos suelen expresar su dolor con palabras. Necesitan hablar de lo sucedido y de c√≥mo se sienten. Puede ser habitual que las mujeres expresen su dolor con un estilo m√°s intuitivo y que se quejen o expresen su preocupaci√≥n porque sus parejas no sienten el mismo nivel de dolor porque no lo expresan de la misma manera. Ayudar a estos padres a entender que las diferentes formas de hacer el duelo no son mejores o peores que las otras, sino que se adaptan mejor a diferentes personas, puede ayudarles a entenderse mejor y a mantener su relaci√≥n.

 

DUELO PERINATAL: UNA FORMA CONMOVEDORA DE DUELO

 

Síntomas del duelo perinatal

Como se trata de una muerte al principio de la vida y puede ser la primera muerte que estos padres han experimentado, la depresi√≥n puede ser un s√≠ntoma com√ļn (Winjngaards-de Meij et al., 2005). Los padres luchan por asimilar la p√©rdida de su beb√© y la p√©rdida de la vida que esperaban disfrutar. Puede ser una gran crisis existencial. La madre a menudo no sabe qu√© hacer, ya que hab√≠a planeado cuidar de un beb√©. Puede angustiarse al tener que tomar decisiones sobre si debe volver a trabajar o quedarse embarazada de nuevo. Su pareja tambi√©n suele luchar con estas cuestiones, mientras intenta apoyarla y siente que su situaci√≥n puede ser ignorada por la familia, los amigos y los colegas.

La ansiedad es com√ļn en los padres que experimentan el duelo perinatal, especialmente si no se explica la causa de la muerte de su beb√©. Es comprensible que estos padres se culpen a s√≠ mismos. Pueden tener la sensaci√≥n de que deber√≠an haber sabido que algo iba mal en su beb√© y haber sido capaces de ¬ęarreglarlo¬Ľ. Algunos experimentan estr√©s postraum√°tico y necesitan ayuda para hacer frente a los s√≠ntomas, como los recuerdos (Engelhard, van den Hout y Arntz, 2001).

Aproximadamente el 75% de los padres en duelo vuelven a tener otro bebé (Boyle, Vance, Najman y Thearle, 1996), y estos embarazos suelen estar cargados de ansiedad, ya que los padres se dan cuenta de las numerosas amenazas para la salud de la madre y del bebé en desarrollo. Suelen estar especialmente ansiosos cuando se acerca la misma etapa del embarazo/vida del bebé fallecido, aunque no hay garantías de que los bebés siguientes no experimenten problemas similares. Si la muerte del bebé se debe a una infección vírica o bacteriana, estos padres pueden preocuparse demasiado por la limpieza, a veces hasta el punto de desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo.

Es frecuente que los padres en duelo tengan amigos y familiares que tambi√©n est√°n embarazados o tienen beb√©s o ni√Īos m√°s o menos al mismo tiempo. Esto puede suponer dificultades para ellos, ya que intentan alegrarse por los dem√°s que tienen beb√©s vivos y sanos, mientras que estar en su compa√Ī√≠a les recuerda su propia p√©rdida. Muchas parejas en duelo expresan su incomodidad sobre c√≥mo estar con sus amigos en estos momentos tan dolorosos para ellos.

Incluso el nacimiento de los siguientes beb√©s puede tener un impacto negativo en el equilibrio emocional de estos padres. En primer lugar, muchos de sus familiares y amigos pueden esperar que est√©n ¬ęmejor¬Ľ o que encuentren un ¬ęcierre¬Ľ ahora que tienen un beb√© vivo, pero esta expectativa no comprende la naturaleza vitalicia del duelo perinatal. Los te√≥ricos modernos del duelo alientan la expresi√≥n de los ¬ęv√≠nculos continuos¬Ľ, para que los padres encuentren una forma de expresar el lugar que ocupa el beb√© fallecido en su familia (Klass, Silverman y Nickman, 1996). Sin embargo, entonces los padres pueden ser m√°s propensos a hacer comparaciones sobre lo que esperaban hacer con su beb√© fallecido mientras cuidan de su nuevo beb√©. Tambi√©n pueden tener dificultades para darse cuenta de que el siguiente beb√© podr√≠a no haber sido concebido si el otro beb√© no hubiera muerto. Puede haber muchas capas de p√©rdida y culpabilidad para estos padres (Barr, 2004).

Otra dificultad que estas parejas tienen que negociar es el impacto de su pérdida en su relación, ya que a menudo luchan por encontrar la resistencia emocional necesaria para ayudarse mutuamente mientras se enfrentan individualmente a su propia angustia por la muerte. Un estudio ha demostrado que, a pesar de la presión ejercida sobre su pareja, la mayoría de las parejas que tenían una relación mutuamente satisfactoria antes de la muerte de su bebé consiguen mantener su unión (Najman et al., 1993). Por el contrario, es más frecuente que las parejas que ya tenían problemas en su relación se encuentren con que la tensión por la muerte de su bebé es tan grande que se rompen.

 

Intervenciones para el duelo perinatal

Los padres en duelo suelen ser remitidos a terapia psicológica cuando la forma en que expresan su dolor está interfiriendo gravemente en su capacidad para gestionar su vida cotidiana. Aunque es habitual que estos padres expresen ideas suicidas, también son muy conscientes del impacto de la muerte de un ser querido y, por tanto, suelen ser reacios a infligir este dolor a sus familiares o amigos cercanos.

La terapia de pareja especializada que explora las diferentes formas en que los dolientes instrumentales e intuitivos expresan su dolor puede ser √ļtil para abrir la conversaci√≥n entre los padres sobre el impacto que la muerte est√° teniendo en cada uno de ellos. Esto les permitir√° apreciar sus diferencias en lugar de interpretar otras formas de duelo como algo patol√≥gico.

Therese Rando, una renombrada te√≥rica del duelo, est√° a punto de publicar un libro sobre intervenciones para este tipo de p√©rdidas (Rando, en prensa). Sus recomendaciones para los afectados por el duelo perinatal pueden ser √ļtiles (presentadas en el recuadro de informaci√≥n). Tambi√©n pueden aplicarse las estrategias que se han utilizado para el tratamiento del trastorno de estr√©s agudo asociado a una p√©rdida traum√°tica, como las recomendadas por Richard Bryant et al. (2008).

Es vital, cuando se asiste a un cliente en duelo por una muerte perinatal, no aplicar simplemente las estrategias de las teorías sobre otras formas de duelo. Esta profunda experiencia en la vida de los padres necesita ser explorada en su totalidad para identificar el significado particular de la pérdida para cada persona, y luego adaptar la asistencia en consecuencia.

 

Estrategias de tratamiento del duelo perinatal

  • Estrategias de exposici√≥n – reprocesar los recuerdos y las emociones
  • Estrategias cognitivas – promover el di√°logo positivo con uno mismo
  • Manejo de la ansiedad – abordar todas las manifestaciones de ansiedad
  • Regulaci√≥n de los afectos y las cogniciones – aumentar lo positivo y disminuir lo negativo
  • Conectar con los dem√°s – volver a comprometerse de forma significativa y aceptar el apoyo
  • Contar la historia – desarrollar la narrativa en torno a la muerte
  • Reconstruir el significado personal – renovar la narrativa vital interrumpida.

 

Referencias: Margaret McSpedden MAPS, Bereavement Support Manager, SIDS and Kids NSW

Diego Gallardo

  • Soy Gestor de Asistencia Familiar de DKV Seguros - ERGO Seguros en la desde 2011. Mi trabajo consiste en atender in situ a los familiares de los asegurados fallecidos, organizar y coordinar las gestiones del Servicio Funerario, activar el servicio de Atenci√≥n Psicol√≥gica al Duelo y dar inicio a las gestiones para la tramitaci√≥n de documentaci√≥n y tr√°mites; como pensiones, √ļltimas voluntades, etc.
  • Desde el primer momento entend√≠ que lo que m√°s valoran las personas que acaban de perder a un ser querido es el trato humano, cercano y profesional. Tener la oportunidad de atender los familiares de una persona fallecida en las primeras horas del duelo es un aprendizaje continuo. Estar ah√≠, cerca pero con la respetuosa distancia que requiere el momento es lo m√°s importante.

    Te invito a otra de mis webs, en la que puedes conocerme un poco mejor:
    DiegoGallardo.es

Ver todas las entradas de Diego Gallardo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *